Día Universal del Niño, 20 de Noviembre

¿Por qué se conmemora el Día Universal del Niño?

Desde la fundación de este día internacional, los países que formaban las Naciones Unidas en 1959 firmaron la Declaración de los Derechos del Niño, un documento destinado a ampliar los preceptos acordados en la Declaración de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño. Además, en 1989 se aprobó la Convención de los Derechos del Niño, para enfatizar que los niños tienen que gozar de los mismos derechos que los adultos.

Hambre, guerras, migraciones… Los niños son un colectivo muy vulnerable y el objetivo de este Día Universal del Niño es el de recordar que, bajo las crisis y los problemas del mundo, se debe dedicar especial atención a garantizar el derecho a la salud, la educación y la protección de los niños, provengan del país que provengan.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, lleva casi siete décadas trabajando por los derechos de los niños, y especialmente este día tiene que lucir su forma de trabajar y la dedicación para cambiar el destino de millones de niños.

Con esta declaración, se reconoce por primera vez la ciudadania de los niños y niñas y se tienen en cuenta tres aspectos fundamentales:

• Derecho a ser protegido frente a ciertas clases de conducta (abandono, malostratos, explotación).
• Derecho a acceder a ciertos beneficios y servicios (educación, atención sanitaria, seguridad social).
• Derecho a realizar ciertas actividades y a participar en ellas.

Los Derechos del Niño vienen enumerados en la siguiente Declaración:
• Derecho a la igualdad.
• Derecho a la Protección.
• Derecho a la Identidad y a la Nacionalidad.
• Derecho a tener una casa, alimentos y atención.
• Derecho a la educación y a la atención al disminuido.
• Derecho al amor de los padres y la sociedad.
• Derecho a la educación gratuita y a jugar.
• Derecho a ser el primero en recibir ayuda.
• Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación.
• Derecho a crecer en solidaridad, comprensión y justicia entre los pueblos.

Deja un comentario